633 36 54 53

  • White Instagram Icon
  • Pinterest - círculo blanco

Comunidad de Madrid, España

Cómo crear un cuadro

February 5, 2018

1/5

Lo primero que hay que hacer para realizar un cuadro, es pensar que queremos plasmar
en el lienzo y como lo queremos plasmar, ya sea en acuarela, óleo o acrílico. La técnica
es algo que varia según las preferencias y gustos de cada pintor.


Una vez que ya hemos pensado que queremos pintar lo dibujaremos sobre el lienzo,
guardando siempre las proporciones y la perspectiva para que el dibujo quede
perfectamente encajado, esta es la parte más técnica en la realización de una obra.


Después añadiremos el color, una primera capa de pintura que servirá de base para la
obra y sobre la que añadiremos otras para que el lienzo empiece a tomar color y textura.
Esta es la parte más creativa en donde los colores y las formas empiezan a cobrar vida y
sentido.


Aquí nuestra imaginación es una herramienta fundamental, tratamos de reflejar todo lo
que ella nos va dictando, sin ponerle límites para que la obra cobre vida propia y sea una
parte de nosotros mismos.


El pintor utiliza sus ojos, su mano y el pincel como únicas herramientas para dar forma
a su obra. Es una sensación tan bonita y sublime que resulta difícil de explicar.
Es en ese momemento cuando lo demás queda en un segundo plano. Las
preocupaciones y los problemas del día a día desaparecen y lo único importante es lo
que estamos pintando. Es como si el tiempo se detuviese ante nosotros y solo importase
lo que queremos transmitir a trabes del pincel.


La pintura es pura creatividad, utilizando únicamente nuestra mente y nuestros ojos
como hilo conductor para que la obra quede perfecta, pero no perfecta para los demás
sino para nosotros mismos. El arte es un concepto muy subjetivo puede gustar mucho a
unos y dejar indiferente a otros, y es ahí donde radica su magia.


La pintura es arte en estado puro al igual que lo son la escultura o la arquitectura, es una
forma de expresión, donde el autor trata de transmitir lo que siente y como lo siente sin
ningún tipo de pudor o adorno.


En definitiva, hacer un cuadro es plasmar emociones, sentimientos y vivencias de su
autor, por este motivo cada obra es única e irrepetible, no por su valor económico sino
por todas emociones y sentimientos que es capaz de transmitir al espectador.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload